Rapaciñ@s

Rapaciñ@s dota de herramientas para desarrollar una sólida base en su vida.
La práctica regular del yoga fomenta una percepción de lo que sucede tanto
en el interior como alrededor de uno mismo. De esta práctica pueden
derivarse numerosos beneficios, tanto físicos como emocionales. Algunos de
ellos son:

  •  Reduce los problemas de salud
  • crea estabilidad en las articulaciones,
  • equilibra el ciclo de crecimiento,
  • ayuda a eliminar las molestias en los periodos de crecimiento rápido (cuando el hueso tiende a crecer más rápido que el músculo),
  • equilibra el funcionamiento de las glándulas y órganos internos, ayuda
    a alinear e incluso a dar forma al desarrollo de los músculos y huesos…
  • Aumenta la capacidad de enfocarse y concentrarse, calma la mente.
  • Ayuda a liberar las emociones almacenadas y a equilibrar el proceso
    emocional.
  • Forja la confianza en uno mismo, el respeto personal, el amor propio y
    la confianza.
  • Fomenta la determinación, la perseverancia y el compromiso.
  • Mejora la interacción con los demás y con el medio-ambiente.

En función de la edad de los niñ@s.
Rapaciñ@s entre 3-6 años se trabaja a través del juego, del movimiento, experimentando, explorando y estudiando los roles de animales, personas o seres. Utilizaremos cuentos, música, teatro, danza, dibujos y expresión plástica.
Rapaciñ@s entre los 7-9 años se puede empezar a enseñar
formalmente el yoga, utilizando un formato similar al utilizado en las clases
para adultos. Las clases continuarán siendo imaginativas, divertidas y
dinámicas. La música, los cuentos, el dibujo etc, seguirán siendo
importantes pero iremos profundizando más en las diferentes técnicas.
Rapaciñ@s entre los 10-12 años y Adolescentes, a esta edad los jóvenes
necesitan retos. Pueden mantener las asanas más tiempo y realizar
posturas más difíciles. Se introducen más técnicas de concentración,
visualizaciones guiadas, meditación y prácticas de pranayama.