La Naturaleza de la mente

Cada cual tiene acceso especial a la mente y a sus contenidos. Debido a que vemos al mundo e incluso a nuestra mente usando la mente, actúa como un filtro de todas nuestras experiencias. Si está distorsionado o fracturado en cualquier forma, afecta todo lo que hacemos y constriñe todo lo que podemos hacer.

Experimentamos a la mente a medida que tomamos decisiones bajo toda condición de emoción o desafío. Por ello es importante permanecer alerta y notar todos lo pensamientos y sensaciones sin reaccionar a ellas.

Las características de la mente son:

1. Es casi siempre automática, rápida y más allá del tiempo y del espacio. Sostiene tus acciones con muchos más pensamientos de los que tú pudieras actuar. No todos estos pensamientos sostienen el tú que eres tú. Tú eres la conciencia misma y no todos esos pensamientos.

2. La mente siempre se mueve. No es local, es como un océano donde sientes las ondas que se han generado muy lejos. En tu mente tienes pensamientos y sentimientos del universo entero y de cada persona. Los pensamientos a los que más entonado y apegado estás son los que llenan tu arroyo de pensamientos. Al volverte más neutral y desapegado tu visión crece.

3. La mente funciona mejor en contrastes, busca polaridades y tiende a clasificar todo en pares de positivo y negativo. Un ejemplo de esto es que tus ojos necesitan el movimiento para encontrar los contrastes y comparaciones para que tu sistema nervioso pueda construir la visión. Como la mente es impersonal así como personal encuentras esta búsqueda de contrastes y extremos a través de la naturaleza.

4. La mente es tan material como el cuerpo, solo que más sutil. La mente es como el vapor, los sentimientos son como el agua y las neuronas de tu cerebro como el hielo. La mente es una estructura, un proceso y una energía que permite que tu conciencia opere y se manifieste en esta creación. Tú puedes observarla y cambiarla. Puedes afectarla con cosas densas como el alimento, poderosas como la respiración y sutiles como otro pensamiento.

5. La mente por sí sola no para. Por eso un punto de quietud es una de las herramientas esenciales que necesitas para observar la mente por eso que la meditación contiene mantras y ritmos respiratorios. Tratar de convencer a la mente con la mente es como soplarle a un huracán, es como colocar un espejo frente a otro creando infinitas reflexiones.

6. La mente es parte de Prakirti, la naturaleza. Tanto la mente como la materia están compuestas y gobernadas por las tres cualidades llamadas Gunas. Cuando las Gunas se combinan con el Atma crean Chitta, la mente universal. Esta Chitta vasta se divide en tres funciones que reflejan las tres gunas. Sattva está reflejada en la parte Buddhi de la mente. Rajas está reflejada en Ahangkar. Tamas está reflejada en Manas. El siguiente movimiento de las Gunas crea el nivel para unir el alma y la mente con la realidad terrenal. El alma pasa a través de estados graduales de una conciencia no manifestada a la manifestación densa, siendo el último de los pasos los cinco Tattvas: éter, aire, fuego, agua y tierra. Los Tattvas dan una condición a la mente y la mente puede equilibrar los Tattvas. Estos cinco Tattvas dan las cualidades a la manifestación de la mente hacia nuestros sentidos, acciones y percepciones.

La mente adquiere una mezcla particular de cualidades en asociación con cada pensamiento que pasa a través de ella.  Los individuos a través de su experiencia en el mundo y sus reacciones a sus propios fenómenos mentales crean varias impresiones que se graban el subconsciente y superconsciente. Esta acumulación de acciones y reacciones crea un momento en la mente. Ella no comienza de cero ya tiene una percepción focalizada incluso antes de que el pensamiento sea generado. Si el pensamiento que viene del intelecto no está de acuerdo con el momento establecido de la mente, la mente reacciona proyectando una particular mezcla de colores alrededor del pensamiento. Estos colores interactúan con la personalidad, proyección e interacciones de ese individuo.

El alma da un pulso radiante a la mente para que Manas, Ahangkar y Buddhi activen al intelecto para que libere un pensamiento que produce un sentimiento que produce una emoción que resulta en un deseo que conduce a una acción.

Cada pensamiento que es producido en el intelecto es como una escultura bien hecha, tiene su propia forma, dimensión y estructura interna. Cuando tú puedes actuar en la realidad a nivel de su estructura esencial, ganas poder sobre el pensamiento, ganas el poder de manifestar o no el pensamiento.

El alma tiene una presencia que induce a la mente a servirle liberando pensamientos alineados con su intención. Sin embargo, la mente tiene apegos, influencias y mezclas de acciones y reacciones. Se produce entonces el coloreo del pensamiento con las 81 facetas de la mente, que es una mezcla compleja de las tres mentes impersonales con las mentes funcionales. Todas tus reacciones y hábitos grabados son agregados a ese pensamiento. Si conoces estas facetas en ti puedes entrenar a tu mente a dejar ir la nube alrededor del pensamiento. 

Si tú deseo, ya consciente o inconscientemente, de este pensamiento es tuyo entonces el sentimiento cambia. Se vuelve un deseo. Tus glándulas se involucran. Mecanismos neurológicos comienzan a activar músculos y a hacer planes. Te mueves hacia la acción. En ese momento ya no puedes detenerte. El pensamiento inadecuado provocará una acción karmática. El pensamiento adecuado provocará una consecuencia dharmática.

Tú puedes afectar la mezcla completa de las cualidades mentales meditando al nivel de las Gunas para aumentar la Sattva o claridad. O tú puedes limpiar el almacén de patrones de modo que tú te involucres con las nuevas situaciones flexibles y conscientemente sin estar atado a reacciones, traumas e imaginaciones pasadas. O tú puedes identificar el comportamiento y patrón al nivel de los aspectos o proyecciones y desarrollar ahí tu mente.

Cada combinación de las mentes impersonales con las mentes funcionales se llama un Aspecto. Es una postura o temperamento mental o arquetipo que tienes frente a una situación. Siempre tendrás una reacción a tu propia postura, tus mentes evalúan que actitud el Aspecto debería proyectar. Estas son las proyecciones mentales. Tus mentes evalúan entonces como entregar tu actitud, como actuarla.

Libro: La mente sus proyecciones y sus múltiples facetas

Etiquetas:

Deja un comentario

1
Hola
¿En que puedo ayudarte?
Powered by